Actualidad
Un año de ChemMed Tarragona


Un año de ChemMed Tarragona



JOAN PEDREROL
04/05/2015

ChemMed nació con el objetivo claro de convertirse en referente a nivel mundial y seguir así liderando el futuro del sector químico y la actividad industrial del territorio. Un territorio en el que se ubica el polo químico más importante del sur de Europa, donde se produce el 25% del total de la industria química española, industria que, a nivel del total del estado español, supone una cifra de negocios de más de 56.000 M€ anuales, genera el 12,4% del PIB español, emplea de manera directa a 174.000 personas y presenta unas cifras de exportación del 57% del total de sus ventas. Industria que tiene, a nivel mundial, una previsión de crecimiento medio anual del 4,5% en una proyección a 15 años vista (hasta el año 2030).

Pero no únicamente en este territorio se ubica el polo químico más importante del sur de Europa, sino que también dispone de un puerto de primer nivel logístico, con un movimiento entorno a las 32.000 toneladas anuales que lo sitúa habitualmente entre el cuarto o el quinto lugar entre todos los puertos de España, y con unas infraestructuras y capacidades de atraque de buques (gran calado) que le hacen idóneo para las operaciones marítimas de transporte que requiere el sector químico, el cual supone aproximadamente el 60% del movimiento de mercancías del puerto.

ChemMed nació para mantener e incrementar la competitividad del polo químico de Tarragona aglutinando, en una visión conjunta, todo el potencial ya existente: las empresas químicas, el puerto con su capacidad logística, las empresas de servicios (AEST) y los centros de formación, talento, investigación e innovación del territorio como son la Universidad Rovira i Virgili, el Instituto Catalán de Investigación Química, el Centro Tecnológico de la Química, y los IES Comte de Rius, Pere Martell y Vidal i Barraquer. Cuenta, además, con el soporte de los sindicatos mayoritarios y de todas las Administraciones territoriales.

ChemMed es un proyecto nacido en el territorio. El beneficio que se derive de él es también beneficio para el territorio, es decir, para sus comercios, empresas, sectores o negocios más allá de los agentes integrantes y constituyentes del clúster. Un clúster que va más allá de su propio concepto tradicional.

Si buscamos en el diccionario el significado de la palabra inglesa “cluster” encontramos que su traducción literal es “racimo”. El concepto “cluster” se aplica a distintos ámbitos como por ejemplo el de la informática (cluster de computadores) y cuando se aplica a la industria se refiere habitualmente a un nicho o conjunto de empresas de un sector determinado. ChemMed es un “racimo”, pero no uniforme de elementos de un sector concreto, sino que está compuesto de “elementos” de todos los ámbitos (desde el sector público al sector privado) incluyendo el de la formación y conocimiento. Esta diversidad es riqueza que aporta solidez.

ChemMed es una herramienta que permite anticiparse y afrontar las exigencias del futuro. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado que implica, desde el punto de vista económico, establecer relaciones comerciales con casi cualquier parte del planeta. Ello aporta ventajas como acceder con mayor facilidad a mercados lejanos y, de forma recíproca, presenta también riesgos puesto que productos producidos lejos de nuestras fronteras pueden acceder a nuestros mercados cercanos. Para competir desde una economía local es condición ineludible hacerlo desde el establecimiento de alianzas locales que den solidez. Yendo incluso más allá, el conocido economista Santiago Niño Becerra dice “Pienso que vamos hacia una estructura en clusters no sólo regionales o nacionales sino transregionales y transnacionales”. 

Un año de ChemMed Tarragona

 
 

ChemMed es una demostración de la apuesta del territorio por el mantenimiento e incremento de la competitividad de uno de sus motores económicos principales

 

ChemMed responde asimismo a los tiempos actuales en que los ciudadanos reclamamos empresas con valores y compromisos sociales que deben figurar imprescindiblemente en la base de su competitividad. ChemMed es un vehículo perfectamente alineado con la responsabilidad social corporativa de las empresas (RSC), con los valores que buscan la competitividad sin perjuicio de la sostenibilidad y la cohesión social, velando por el crecimiento de la economía y el desarrollo de las personas, respetando al mismo tiempo el entorno donde se desarrolla su gestión.

ChemMed ha iniciado sus pasos y suscita interés allá donde se presenta. Prueba de ello fueron las presentaciones realizadas el pasado mes de marzo en el Chemical Valley de Lyon y en el Euroforum de Colonia o la más reciente de este mes de abril en el marco de la conferencia LogiChem 2015 de Amberes. ChemMed va dándose a conocer y da a conocer su singularidad. Las características propias de ChemMed y el territorio donde se encuentra son objeto de interés en Europa sobre cómo se ha logrado el equilibrio industrial y territorial que representa.

Por otra parte, el polo químico e industrial de Tarragona presenta dos hándicaps importantes ya desde antes de la constitución de ChemMed: el coste unitario de la energía eléctrica que es un 25% superior a la media de los polígonos europeos, y la conexión logística por ferrocarril con Europa en ancho de vía europeo situado en Castellbisbal, a escasos 80 Km de Tarragona. Dicho de otro modo, el polo químico más importante del sur de Europa se sitúa en el grupo de cola en costes energéticos con respecto a la media de los restantes polos químicos europeos y no está conectado en ancho de vía europeo con Europa, lo que se está traduciendo ya en pérdida de oportunidades.

Soluciones técnicas y económicas existen para estos dos temas que parecen depender más de voluntades políticas. La solución al coste de la energía eléctrica pasa por transponer una directiva europea, que la mayoría de estados de la Unión Europea ya han transpuesto a su ordenamiento jurídico. Y la de conexión en ancho de vía europeo en ser proactivos en el proyecto del corredor del mediterráneo que, en el tramo Castellbisbal-Tarragona, sufre injustificables retrasos.

ChemMed es una demostración de la apuesta del territorio por el mantenimiento e incremento de la competitividad de uno de sus motores económicos principales y, por extensión, de la industria y economía del conjunto del estado. Confiemos en que las voluntades políticas sigan pronto a las iniciativas de la sociedad.

O dicho de otro modo y haciendo referencia a “los metros de ventaja” que Salvador Alemany expone en su libro “Inteligencia empresarial” (permítanme la cita y la publicidad), los metros de ventaja que ha supuesto la constitución de ChemMed no deben verse neutralizados por falta de decisiones políticas.



Ver más noticias de Actualidad