Actualidad
La caída en el movimiento de hidrocarburos merma los resultados del Puerto

La caída en el movimiento de hidrocarburos merma los resultados del Puerto

BQ.
18/02/2019

A primera vista los números de cierre del 2018 en el Puerto parecen muy negativos, especialmente si los comparamos con el ejercicio anterior y muy especialmente con la media de crecimiento del sistema portuario español en 2018, que ha registrado un balance positivo del 3,3% respecto al 2017, con récord histórico conjunto de 563 millones de toneladas.

 

Las cifras presentadas por la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) señalan que el tráfico en el Puerto de Tarragona ha disminuido un 4,8% durante 2018 situándose en las 32,4 millones de toneladas. La bajada responde principalmente a la drástica caída de los hidrocarburos (en un 33%), tráfico que supone cada año más del 60% del movimiento del enclave. Así, los ingresos han pasado de los 57,4 millones de 2017 a los 56,5 millones de este año, un 1,5% menos.

 

Pero hay que apuntar datos positivos, más allá del volumen. A cierre de 2018, el resultado de explotación se ha situado en los 8,7 millones de euros, 1,8 millones menos que en 2017 pero 1,5 más que en 2016. El cash flow es de 29,9 millones.  Y el ebitda se sitúa alrededor de los 31,4 millones de euros. Además, sigue la tendencia en la reducción de la deuda, que  se reduce de los 57,5 millones a los 54,7.

 

El presidente de la Autoritad Portuaria de Tarragona (APT), Josep Maria Cruset, ha señalado que “hemos consolidado un crecimiento, después de los resultados espectaculares de 2017” y ha añadido que la caída “coyuntural” de los hidrocarburos se ha compensado con la diversificación de tráficos. Precisamente, esta es una de las grandes bazas del enclave para sostener resultados. En este sentido, destaca el incremento del movimiento de cereales y piensos, que ha registrado un movimiento récord en 2018 con 5,52 millones de toneladas, un 20% más que en 2017. Otro de los apartados en los que el puerto ha registrado un notable crecimiento es en los cruceros, pasando de los 37 de 2017 a los 57 del año pasado.

 

En el otro lado de la balanza sigue a la baja el tráfico de contenedores pese a su vocación estratégica inicial, y el del carbón, con tendencia a desaparecer después de las directrices que obligan al cierre de la central térmica de Andorra (Teruel) principal cliente de esta logística en el Puerto.

 

Nuevos proyectos

LA APT confía en que los nuevos proyectos que están en marcha darán un nuevo impulso al Puerto. Para ello, según señala Cruset, “las inversiones previstas nos permitirán coger impulso”. Durante este año, se ha previsto una inversión de 25 millones de euros, la más alta de los últimos seis años. Entre las principales actuaciones figuran el inicio de la construcción de la estación intermodal Puerto Centro (1,9 millones), el inicio de las obras del muelle para cruceros (un millón), la mejora de los accesos a la ZAL, o la rehabilitación del antiguo edificio de oficinas de la APT (2,5 millones).


Ver más noticias de Actualidad