Actualidad
Carburos Metálicos quiere liderar desde Tarragona su expansión en Marruecos y Argelia

Carburos Metálicos quiere liderar desde Tarragona su expansión en Marruecos y Argelia

J.A. DOMÈNECH
17/10/2018

Carburos Metálicos, que conmemora este año sus 60 de presencia en el Camp de Tarragona, quiere liderar desde Tarragona el futuro desembarco de la compañía en el norte de África, que empezaría en Marruecos en el plazo de dos a tres años, para continuar en Argelia. Así lo ha anunciado Miquel Lope, director de Desarrollo de Negocio y Operaciones de la compañía durante un encuentro con la prensa. “Nuestros productos ya se venden en esos países, pero lo que vamos a hacer es implantarnos allí y liderar el proyecto desde Tarragona, dado que tenemos aquí especialistas con gran experiencia que pueden acometer un proyecto de estas características”, argumenta Lope.

La empresa, filial del grupo norteamericano Air Products, también confía en  sumar inversiones en sus plantas de Tarragona (El Morell, La Pobla, La Canonja y Vila-seca) gracias a las futuras inversiones anunciadas por Covestro (nueva planta de cloro y la de MDI)  y Suez (tratamiento de residuos) en los polígonos petroquímicos locales. Precisamente, Carburos Metálicos liga su crecimiento al potencial de sus clientes ya instalados en el Camp de Tarragona. Este tipo de empresas, “necesitan gases industriales”, apunta Lope, que cuantifica en “centenares de millones de euros” las inversiones previstas en el  Camp de Tarragona por la industria.

El directivo ha señalado, que pese a estos buenos augurios, la industria vive muy pendiente y de forma negativa el incremento del coste de la energía, por otra parte una de los grandes caballos de batalla contra el que lucha la industria química local, y en general la española,  para ser competitivos respecto a otros emplazamientos europeos. “Nuestra cuenta de resultados ha experimentado un vuelco, debido a los costes energéticos al alza”, argumenta Lope, que apunta que “nosotros somos grandes consumidores de energía y haría falta una regulación mucho más transparente en relación a su coste; esto dificulta que las industrias puedan planificar inversiones a largo plazo”.

El riesgo de deslocalización de la industria química por este hecho es evidente y más intenso que antes: “Ahora existe mucha más sensibilidad que hace un año”, recuerda Lope. Grandes industrias como Dupont y empresas químicas de Tarragona corren el riesgo  de marchar y con esto afectar Carburos. La Administración no responde a las quejas constantes del sector: “Hay una resistencia a modernizar el sector energético en España”, concluye.

Lope también destacó la urgencia de contar con la infraestructura ferroviaria adecuada, que es otro de los lastres que las empresas tienen  que soportar.

En la planta del Morell, en la que tuvo lugar el encuentro con la prensa,  trabajan más de una cincuentena de personas. Es la única que dispone de una sala de control desde donde se supervisan otras plantas automatizadas. Se produce oxígeno, nitrógeno y argón en estado líquido y gaseoso. Desde las burbujas de la cerveza a las bombonas de oxígeno de los hospitales, productos de soldadura, nitrógeno para los neumáticos de los coches o artículos de alimentación envasados sin oxígeno, las aplicaciones son infinitas, incluyendo el sector aeroespacial; así, trabajan también por la NASA y la Agencia Europea del Espacio.

En la fábrica hay grandes tanques -de 2.000 toneladas- con producto en estado líquido. Justo al lado, en La Pobla de Mafumet se encuentra el centro de producción de hidrógeno que, con una extensión de 10.000 metros cuadrados, es el único de estas características en Cataluña y de los más importantes de la península ibérica. Las otras dos plantas están en La Canonja -dióxido de carbono- y en Vila-seca -envasado de hidrógeno. La producción de la empresa es de unas 2.500 toneladas diarias de gases industriales.

Nacida en Berga en 1897, Carburos Metálicos dispone de un total de 28centros fabriles en todo el Estado, incluyendo laboratorios e I+D. Carburos Metálicos cuenta con un equipo de más de 600 profesionales en España, una capacidad diaria de producción de más de 1.200 toneladas de gas licuado (mtpd), 12 plantas de producción, 14 plantas de envasado, 2 laboratorios de gases de alta pureza y un centro de I+D ubicado en Bellaterra (Barcelona) que dan servicio a más de 100.000 clientes. Desde 1995, la compañía pertenece al grupo estadounidense Air Products (NYSE:APD).

El grupo registró unas ventas de 8.200 millones de dólares en 2017 por sus operaciones en más de 50 países y cuenta actualmente con una capitalización de mercado en torno a los 35.000 millones de dólares.


Ver más noticias de Actualidad