Química Investiga
Sensores para el seguimiento de los deportistas

BQ.
25/02/2015

De momento los han puesto a prueba con miembros de “Esports URV” y dentro de poco lo harán en un centro de alto rendimiento deportivo de Qatar. Ahora, la monitorización deportiva que ofrece cualquier dispositivo comercial está principalmente centrada en datos biométricos, obtenidos de sensores físicos cómo serían los acelerómetros o los GPS, en combinación con parámetros fisiológicos como la frecuencia cardíaca. En cambio, existe una gran limitación para controlar parámetros como el sudor o su composición, que hasta ahora sólo se podían analizar en los laboratorios, después de una recogida de muestras.

Y es precisamente esto lo que desarrollan ahora los investigadores de la URV: el control a tiempo real del sudor de los deportistas para conocer la cantidad que pierden, el patrón del sudor y extrapolarlo con el peso que se pierde durante el ejercicio físico. Estos marcadores, se extraen de un sensor que el deportista puede llevar en su cuerpo -y que más adelante se puede integrar a la misma camiseta- y que se podrá incorporar con los otros sensores que ya existen, con el objetivo de poder tener datos más completos que sirvan para hacer el seguimiento del deportista y aconsejar si necesita rehidratación, por ejemplo, o como debe actuar en determinadas situaciones de pérdidas rápidas de sudor.

De momento los investigadores han desarrollado un prototipo que han probado con los deportistas que participan en las Ligas Universitarias que organiza “Esports URV”. Por ahora, los deportistas llevan encima un dispositivo móvil que recoge los datos que emite el sensor (que se transmiten a través de un dispositivo bluetooth) pero, a la larga y una vez se desarrolle la parte electrónica del proyecto, el sensor emitirá directamente los datos a un dispositivo que podrán tener desde los entrenadores, a los equipos médicos de los clubes deportivos, por ejemplo. Estos podrán hacer el seguimiento al momento, sin necesidad de analizar los datos en un laboratorio.

A parte, desde este grupo también se está desarrollando un algoritmo que permitirá, con un único sensor, calcular el sudor que se pierde por diferentes partes del cuerpo, puesto que el nivel de sudoración es diferente.

Proyecto en Qatar

Próximamente este grupo de investigación llevará este proyecto a una de las instituciones deportivas de referencia a nivel internacional cómo es el ASPIRE Academy de Qatar, un Centro de Alto Rendimiento Deportivo en el que los investigadores de la URV desarrollarán el proyecto implementando los sensores, para continuar su trabajo con deportistas de base y de élite.

El grupo de investigación –que forma parte del Departamento de Química Analítica, Química Orgánica y Quimiometría junto con el Innovation Hub impulsado por la URV a través del Campus de Excelencia de la Cataluña Sur (CEICS) y la Diputación de Tarragona-, trabaja para hacer realidad este proyecto de futuro. El grupo también cuenta con el apoyo de la Unión Europea a través del proyecto FlexSens, la fundación Recercaixa (a través del proyecto SensAge) y del programa Ramón y Cajal, financiado por el Ministerio de Ciencia y de Innovación. El proyecto lo desarrollan los investigadores Francisco Andrade, que es el líder del grupo de investigación, Jordi Ferré, que es el fisiólogo, Marc Parrilla, Tomás Guinovart y Marta Novell, estudiantes de doctorado del grupo de investigación y Pär Blanking que es diseñador industrial.

 


Ver más noticias de Química Investiga