Actualidad
Se firma el acuerdo para continuar con la monitorización de olores del Camp de Tarragona

Se firma el acuerdo para continuar con la monitorización de olores del Camp de Tarragona

BQ.
19/02/2015

Además, Mas recordó el impulso que en su día dieron el Ayuntamiento de Tarragona, la AEQT, el Puerto de Tarragona y Sirusa este proyecto que ejecuta el CTQ. La presidenta aseguró que el de ayer es un paso adelante en la materia, ya que suma la participación de la administración en el proyecto, con el apoyo explícito de los ayuntamientos del territorio, que se han sumado al proyecto con el liderazgo también de la Delegación del Gobierno de la Generalidad en Tarragona.

Antes de hacer la firma oficial, fueron los técnicos encargados del proyecto que presentaron sus especificidades. Pablo Ramos abrió el apartado técnico explicando la evolución de la monitorización de olores, en el que se ha pasado de una fase crítica de episodios constantes justo antes del inicio del proyecto, en 2010, a un escenario de casi cero episodios en la actualidad. Ramos explicó que esto se ha trabajado desde la objetivación de los datos que ofrecen los diferentes sistemas de control, entre ellos una aplicación móvil, el \'nasapp\', que convierte la ciudadanía en voluntarios que controlan y evalúan estos episodios. Una red ciudadana de 150 controladores que han ayudado a mejorar mucho en esta temática. El profesor Francisco Borrull, por su, parte, presentó también en el acto la última tecnología empleada, que permite trabajar de manera objetiva y científica los campos que son de carácter más sensorial, dejando claro que el proyecto está a la vanguardia de este tipo de investigaciones.

Finalmente se procedió a la firma, que contó con la participación del vicepresidente de la AEQT, Javier Sancho; la del vicepresidente de los Parques Químicos de Seguridad, Ignacio Cañagueral; la de la presidenta y el director del CTQ, Maria Mas y Fernando Torres; la del Delegado del Gobierno, Joaquim Nin, la de los representantes de los ayuntamientos de La Canonja, Constantí, Perafort, Puebla, Tarragona, Villalonga y Vila-Seca; y la de las empresas Sirusa y Griñó.

Cerró el acto el Delegado del Gobierno en Tarragona, que destacó el proyecto como la continuidad del compromiso de los agentes con el territorio. Ayuntamientos, empresas y centro tecnológico, explicó Joaquim Nin, han unido esfuerzos para desarrollar un proyecto de primer nivel que tiene en el bienestar del entorno su principal objetivo. El Delegado definió la firma de ayer como un acto de \'normalidad\', la normalidad de continuar trabajando, como ya hace años que se hace en este proyecto, en busca del mejor entorno posible para la gente del Camp de Tarragona.


Ver más noticias de Actualidad