Entrevistas
<i>Tenemos que intentar que la industria química se consolide y evitar su  deslocalización</i>

'Tenemos que intentar que la industria química se consolide y evitar su deslocalización'
Andreu Suriol, presidente de la Cámara de Comercio de Tarragona

JORDI PASCUAL
31/08/2016

El año 2015, el Pleno de la Cámara de Tarragona escogió por unanimidad Andreu Suriol como nuevo presidente de la corporación tarraconense. Nacido en el Arboç, Suriol es licenciado en Farmacia por la Universidad de Barcelona, diplomado en Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica y titular de una oficina de farmacia en el Arboç. Entre otros cargos, su talante empresarial se visualiza también como fundador y presidente de la Asociación de Farmacéuticos Empresarios de Tarragona; y fundador y presidente de la Federación Catalana de Asociaciones de Farmacéuticos Empresarios.

 

En primer lugar, ¿qué motivos lo motivaron a ocupar su actual cargo?

No tenía ninguna motivación por ser el presidente de la Cámara de Comercio. En mi vida no tenía el objetivo de llegar a ocupar la presidencia. Las circunstancias me llevaron; el presidente anterior optó por una opción política, esto motivó que yo pasara de vicepresidente a presidente. Nunca me había marcado este objetivo.

 

¿Ha valido la pena?

Tanto a nivel personal como colectivo me ha valido la pena ser presidente. Esto te da la oportunidad de volver a estar en primera línea, de poder desarrollar tus conocimientos y tu manera de ser. A nivel colectivo me he encontrado un equipo de trabajo muy profesional.

 

¿Cuáles son las líneas de actuación que marcaran el futuro de las cámaras de comercio catalanas?

Si pudiera dibujar un escenario futuro, reduciría el número de cámaras. Hay cámaras que son muy pequeñas, que no pueden efectuar el trabajo de la misma manera que las cámaras más grandes. Las dimensiones poblacionales y de las cámaras no tienen nada que ver. Por ejemplo, Palamós y Sant Feliu de Guíxols están iniciando un proceso de fusión. Sin embargo, no creo que haya más fusiones. La gente prefiere ser la cabeza de algo más pequeño que una parte de una entidad mayor.

 

‘Nuestros caballos de batalla son las infraestructuras y el

precio de la energía’

 

Y la de Tarragona, ¿como trabaja su futuro?

La Cámara no tiene el objetivo de asegurarse su futuro, sino de dar un servicio a las empresas. Queremos fomentar que el marco donde las empresas desarrollan su actividad económica sea ideal, el mejor. Desde aquí reivindicamos infraestructuras, competitividad de las empresas, mejoras del transporte ferroviario y pedimos el abaratamiento de la energía eléctrica.

En 2010 se aprobó el Real Decreto que cambió toda la idiosincrasia de las cámaras, las empresas dejaron de estar obligadas a pagar. Entonces tuvimos que buscar nuestros atractivos y ponerlos en valor. Antes teníamos un presupuesto difícil de agotar, porque nos caía del recurso cameral permanente, disfrutábamos de un equipo de trabajo de 23 personas, un equipo de estudios de viabilidades y mercados, etc. Pero al quitarnos el 70% de la financiación, nos tuvimos que espabilar dando servicios, formación y potenciando las misiones.

 

Precisamente, la entidad que usted preside se ha especializado en un mercado bastante difícil: las misiones empresariales en África. Una especialidad que tiene reconocimiento en todo el Estado.

Cuando la Cámara de Tarragona tuvo que definir en qué se diferenciaba, escogimos la internacionalización, la batalla por las infraestructuras y la formación. Tenemos un reconocimiento porque hace 20 años que vamos al extranjero, conocemos idiosincrasia de los países, la manera de hacer negocios, tenemos una buena estructuración.

La Cámara realiza una docena de misiones comerciales cada año, la mayoría de ellas están en África subsahariana. Los países a los que hacemos misiones no son fáciles, (Chad, Nigeria, Costa de Marfil, entre otros). A los empresarios se les debe explicar muy bien cómo funcionan. Este trabajo exterior no se hace de un día para otro, nuestro responsable de internacionalización, Roberto Barros, lleva unos 25 años yendo a estos países. No son mercados sencillos porque aparecen miedos como el ébola o el terrorismo. Por tanto, estos mercados no estando exentos de riesgos, pero el riesgo compensa las posibilidades de negocio.

Nuestro objetivo no es ir a mercados saturados, sino que buscamos nuevos mercados aunque puedan generar reticencias. Los países donde hacemos las misiones, ves que llegas y te esperan, cierras operaciones. Hace unos años todos los productos se vendían en mercados nacionales y los empresarios les costaba mucho dejar el mercado nacional o europeo, pero ahora esto ha cambiado.

 

La internacionalización ha sido un gran aliado para mitigar los efectos de la crisis económica. ¿Ahora tenemos que fijarnos en la demanda interna?

El mercado interno está saturado, mientras no se eleven los sueldos y la situación no mejore, no se fomentará el consumo y, por tanto, el mercado interno no subirá. Lo que tenemos que hacer es fomentar la exportación, la única manera de llevar adelante las empresas es exportando.


<i>Tenemos que intentar que la industria química se consolide y evitar su  deslocalización</i>

¿Qué papel juega Puerto de Tarragona y qué influencia tiene en la economía tarraconense?

Tiene un papel importantísimo. El Puerto es la primera entidad a nivel de negocio, está funcionando bien y está especializado en transporte y recepción de productos de poco valor intrínseco. Si pudiera elegir, sería mejor dedicarse a cruceros y potenciar el turismo y el ocio.

 

¿La industria química debe seguir siendo uno de los ejes básicos del desarrollo económico tarraconense?

Deberíamos intentar que la industria química se consolidara y no se deslocalizara. Debemos evitar que las empresas se vayan a países con mano de obra barata como Marruecos, Nigeria o Senegal; y también en Finlandia o lugares donde los sueldos no son precisamente bajos. Esto se debe a que se ha encontrado que pagando unos sueldos más elevados, tienen el precio de la energía mucho más barato, lo que facilita el producto final.

 

En general, ¿qué activos ofrece la provincia tarraconense para la atracción de nuevas empresas o inversiones?

El clima, la estabilidad política y mano de obra especializada son unos de los principales atractivos. Sin embargo, no entiendo como algunas empresas vienen aquí, viendo las infraestructuras viarias que tenemos y el precio de la energía; estos son nuestros grandes caballos de batalla. Otros países abaratan el precio de la energía según qué industria sea más estratégica para el país.

Llevamos años reivindicando mejoras por activa y por pasiva, desgraciadamente parece que hay una mano negra que impida que se solucione el problema de infraestructuras. Nos han dicho muchas veces que el tercer carril llegaría y luego no se ejecuta más que un 25% de las inversiones previstas.

 

Habla de una mano negra...

Hay dos factores que la motivan; la corriente independentista y que siempre nos han visto como un caso aparte. El Gobierno no ve que aquí está la gallina de los huevos de oro. El Estado se nutre de impuestos, si ahoga la economía como se está haciendo, se está ahogando el desarrollo. El Gobierno debería facilitar y favorecer que se creen negocios en nuestra demarcación.

 

Aquí sufrimos lo que parece el eterno problema: el déficit en infraestructuras...

No entiendo cómo se pueden hacer líneas de AVE en Zamora, si ni el AVE Barcelona-Madrid es rentable. ¿Quién puede afirmar que en Zamora se necesita esta infraestructura?

Podríamos tener dos vías y no una vía única de 40km que comunica el sur del levante español con el norte. O alguien se ha vuelto loco o no entiende de qué va la economía de un país.

 

¿Qué planes tiene previstos la cámara por los proyectos de emprendimiento? ¿De qué manera se apoya hasta el momento de creación de la empresa?

Tenemos una sección de emprendimiento, en el que se orienta, asesora, se hace un estudio de viabilidad. Hay unos horarios tutelados en que se les explica cómo pueden desarrollar este proyecto -tanto individual como colectivos-. Es decir, hacemos una tutoría de emprendimiento y después se deja que el empresario vuele libre. También hay empresarios que una vez creado su negocio, nos vienen a ver por internacionalizarse, buscar ayudas ... 

 

PERFIL


Edad: 71 años.

Profesión: Farmacéutico

Aficiones: Leer y escribir

Rasgos principales de su carácter: Persistencia, perseverancia y constancia


Ver más noticias de Actualidad