Química Investiga
El Ayuntamiento de Amposta y Repsol se unen para fomentar el uso de autogas

El Ayuntamiento de Amposta y Repsol se unen para fomentar el uso de autogas

BQ.
20/06/2016

El alcalde de Amposta, Adam Tomás y Roiget, y el director territorial de GLP de Repsol en Cataluña, Roger López Navarro, han firmado este miércoles 15 de junio un acuerdo de colaboración para impulsar el uso de AutoGas en la ciudad. El AutoGas es el carburante alternativo más utilizado en el mundo. El convenio firmado contempla el compromiso del Ayuntamiento de Amposta de adoptar medidas dirigidas a la mejora de la calidad del aire y la protección de la atmósfera.

 

A tal efecto, el consistorio se compromete a promocionar los automóviles que utilizan AutoGas y plantear bonificaciones fiscales sobre el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y el Impuesto de Actividades Económicas a los que adquieran estos vehículos de acuerdo con la normativa aplicable. Por su parte, Repsol garantiza el suministro a la localidad con el surtidor de AutoGas situado en la estación 10453 Río Ebro situada en la Av. Santiago 93 (carretera TV-3405, km 0,5). Repsol ofrece el servicio de este carburante alternativo en más de 360 estaciones, de las cuales 71 están en Cataluña, y en 300 puntos de suministro particulares para flotas o skids.

 

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Amposta refuerza sus actuaciones para fomentar el ahorro y la eficiencia energética, dentro de sus políticas de desarrollo de un modelo energético sostenible en el ámbito local. Las ventajas de usar AutoGas El AutoGas es el carburante alternativo 'más utilizado del mundo, con más de 25 millones de vehículos en circulación, de los cuales más de 15 millones se encuentran en Europa y más de 50.000 en España. Concretamente, en Cataluña ya son más de 8.000 vehículos los que confían en las ventajas del AutoGas.

 

El GLP de automoción contribuye a la mejora de la calidad del aire por sus bajas emisiones de partículas, dióxidos de nitrógeno y CO2. Además, ofrece un ahorro de hasta el 40% con respecto a los carburantes tradicionales. Gracias a su tecnología 'bifuel', estos vehículos están equipados con dos depósitos, uno con gasolina y otro con GLP, que se usan indistintamente y a elección del conductor. Cuenta con las prestaciones de un vehículo convencional, pero su conducción es más suave, silenciosa y sin vibraciones.


Ver más noticias de Química Investiga