Actualidad
César Valero, director de Nitricomax: ‘Las perspectivas del clúster químico local son muy buenas’

César Valero, director de Nitricomax: ‘Las perspectivas del clúster químico local son muy buenas’



08/04/2016
J.A. DOMÈNECH

Maxam es, desde 2006, la denominación de la antigua Explosivos Río Tinto. Un nombre que refleja mucho mejor su carácter global. Se trata de una gran multinacional, referente en productos y servicios para minería, canteras y construcción de infraestructuras. Y con unos volúmenes que la definen como tal: 140 empresas, 6.500 empleados, 1.100 millones de euros de facturación, presencia en los cinco continentes. Una de sus filiales es Nitricomax, ubicada en Tarragona.

Hay muchas curiosidades alrededor de Maxam. Una de ellas, la más llamativa, es que fuera fundada en nuestro país por Alfred Nobel en 1872.

Efectivamente, Nobel invirtió en nuestro país en un proyecto, al que aportó una de sus patentes, asociándose con empresarios españoles. Y este fue el origen de la empresa, que nació con el nombre de Sociedad Anónima Española de la Pólvora Dinamita. Sus primeras instalaciones siguen hoy en funcionamiento en Galdácano (Bilbao).

Y lo más destacable, más allá de la anécdota, es que Maxam sigue siendo fiel al espíritu de negocio que estableció Alfred Nobel.

¿Qué empujó a Nobel a invertir en nuestro país?

Nobel creó unas 500 patentes. Una de ellas fue el objeto para invertir en España. Se decidió por el País Vasco dada su proximidad a las cuencas mineras, que eran muy activas. Creó una empresa de explosivos en la que él participaba con el 40% del capital, el resto del accionariado se lo repartieron distintos empresarios. 

Hablemos de Nitricomax, la empresa que usted dirige.

Esta planta fue adquirida por MAXAM a Ercros en el 2013. Está especializada exclusivamente en la producción de ácido nítrico concentrado. Es la única planta de su especialidad que Maxam tiene en nuestro país. La capacidad de este centro es de 39.000 toneladas/año. En ella trabajan 16 personas. 

Se trata de un producto clave para la industria.

Sí, porque el ácido nítrico es la vía de entrada para la nitración de muchos productos que se convierten en materia prima para la elaboración de gran variedad de artículos. Entre otros, se utiliza para los poliuretanos, aislantes, espumas, plásticos para coches, fertilizantes, etc.

Desde la planta de Tarragona proporcionamos producto a algunas empresas nuestras y a otros clientes. El 50% de lo que producimos aquí se exporta.

Es un producto que, además, tiene gran demanda.

El mercado mundial de ácido nítrico es creciente. A día de hoy se siguen construyendo plantas de ácido nítrico.

César Valero, director de Nitricomax: ‘Las perspectivas del clúster químico local son muy buenas’

Precisamente Nitricomax ha anunciado recientemente la ampliación de su planta en Tarragona

Sí, ampliación destinada a fabricar un producto derivado del ácido nítrico y que supondrá una inversión de hasta 10 millones de euros.

¿Puede hablarnos de este segundo producto?

Es un componente de determinados explosivos, irá destinado sobre todo a consumo interno, lo que nos hará aún más competitivos en el mercado de productos y servicios de voladura para minería, canteras y construcción.

En todo caso, una buena noticia para el clúster local

Creo que las perspectivas para el polo químico de Tarragona son buenas. Ahora bien, esto no quiere decir que alguna empresa cambie su plan estratégico. Lo cierto es que tenemos un modelo de clúster que es muy difícil de igualar por otros. Y las sinergias son espectaculares.

Lo conocemos bien, funciona desde hace más de cuarenta años. Además, aquí tenemos los profesionales necesarios en todas las áreas que necesitamos. Y unas infraestructuras que son una gran ventaja competitiva, como el puerto y las líneas férreas.

Pero tenemos algunos hándicaps…

En el tema energético estamos en clara desventaja. Mi factura eléctrica es un 20-25% más cara que al norte de los Pirineos. Esto es muy negativo.

Por otra parte, nos falta el tercer carril ferroviario. Para nosotros es fundamental hacer llegar nuestro producto en tren. Si tuviéramos solventados estos dos factores, el polígono químico crecería indudablemente.

¿Cómo valora la imagen del sector químico?

Tenemos que trabajarla día a día. Hay que ser sincero, honesto y transparente. Explicar lo que hacemos, y cómo todos estamos integrados en la cadena de valor de la vida. Todo lo que ha hecho la química ha sido en beneficio de la sociedad: desde la revolución de los fertilizantes, a la de los materiales que disfrutamos hoy.

 

Maxam es una ‘rara avis’; una empresa que, como señala Valero, “siempre ha crecido, y además no se ha ido de ningún sitio en el que ha estado. Incluso a pesar de los ciclos económicos, siempre hemos crecido”. Y es que en 20 años, Maxam ha pasado de ser una empresa de actividad casi exclusivamente nacional a facturar en los mercados internacionales el 90% de sus ventas. Quizá, siendo española, Maxam es una compañía a la que no se le ha dado la relevancia que tiene. Puede que sea, también, porque la multinacional ha enfocado siempre su trabajo “en el cliente, más allá del volumen”. Una orientación de escaso lucimiento público, pero muy efectiva.



PERFIL

Edad: 45

Profesión: Ingeniero industrial

Aficiones: Montañismo, alpinismo, deportes de montaña.

Rasgos principales de su carácter: Exigente, accesible, transparente.


Ver más noticias de Actualidad