Entrevistas
Entrevista a Jesús Loma-Ossorio, presidente de la AEQT y ChemMed

'‘En España el sector tiene grandes desventajas en coste eléctrico, infraestructuras y redes cerradas’'
Jesús Loma-Ossorio, presidente de la AEQT y ChemMed

J.A. DOMÈNECH
20/02/2015

A sus cargos en Bayer, Loma-Ossorio tiene dos responsabilidades más no menores: presidir la AEQT y ChemMed, las asociaciones que trabajan para ser referentes de excelencia y atraer futuras inversiones al territorio.

 Las empresas del sector tienen un enorme reto por delante. Por una parte, hacer frente a las amenazas externas, y por otra, a las internas, que no son pocas. Empecemos por las segundas. Quizá la más relevante sea los costes energéticos en comparación con otros países del entorno.

R.- Es así. La energía eléctrica es un factor muy importante en nuestro coste de producción. Los países europeos industrializados crean condiciones que permiten la competitividad y la expansión de su industria. En España, las declaraciones del Gobierno en este sentido no se traducen en medidas concretas, y cuando se hace, como la reducción de costes de peajes eléctricos de diciembre 2014, las medidas favorecen a colectivos concretos, en los que no está incluida la industria química de Tarragona.

En el ámbito regulatorio, en España no se ha desarrollado la Directiva Europea de Redes Cerradas, que permite la implantación de empresas en fábricas existentes utilizando la infraestructura de distribución eléctrica existente. Esta Directiva sí que está implementada en los países industriales. Los altos peajes y la no disponibilidad de Redes Cerradas nos sitúa en una posición de desventaja competitiva frente a otros clúster químicos en Europa

 Pero hay otras amenazas internas.

R.- Efectivamente, en cuanto a infraestructuras es lamentable que estemos viendo continuos retrasos en el despliegue de la conexión ferroviaria en ancho europeo desde Tarragona a la frontera francesa. El retraso del tercer carril desde Tarragona pone en evidencia que la competitividad del Clúster Químico de Tarragona no es una de las prioridades del actual Gobierno, en contraste con las declaraciones que se realizan.

 Sin embargo, las que provienen del exterior son las más difíciles de combatir. ¿Cómo afronta el sector petroquímico el fraking procedente de EEUU y los bajos costes que tiene instalarse en el desierto junto a los pozos de extracción?

R.- A las desventajas competitivas internas en coste eléctrico y en infraestructuras tenemos que añadir la reducción del coste de la energía y de las materias primas en Estados Unidos y en Oriente Medio. En el primero como consecuencia de la explotación del gas y petróleo de esquisto con la tecnología del fracking, y en el segundo por la disponibilidad de petróleo con bajo coste de extracción. En ambos se están instalando gran número de plantas de producción de los mismos productos que tenemos en Tarragona, con costes menores, que comenzarán a producir en breve. No obstante, hay también que decir que la reducción del precio del petróleo que estamos viendo supone un balón de oxígeno, aunque sea coyuntural  para los países importadores como España.

 ¿Hay un exceso de puesta en marcha de nuevas plantas productoras?, ¿podrá la demanda absorber tanta oferta?

R.- En algunos productos de los que se fabrican en Tarragona  la demanda aumenta, como los que están relacionados con el crecimiento de la población o la necesidad de reducir el consumo de energía, como los aislamientos o los plásticos ligeros para los vehículos. En este caso, los aumentos de capacidad de producción están justificados por el aumento de la demanda. Sin embargo, en otros casos, las nuevas capacidades de producción responden  a la oportunidad de disponer de costes de materias primas y energía más bajos. En estos productos tendrán que cerrarse plantas de producción en otros países para igualar la oferta con la demanda. Se cerrarán primero aquellas plantas que tengan mayores costes y sean menos competitivas. Queremos evitar que se cierren en Tarragona,  para lo que estamos trabajando desde la AEQT en continuar desarrollando sinergias y en insistir al Gobierno en la necesidad de implementar aquellas medidas de apoyo a la industria química de que disponen los otros clúster europeos, con los que competimos para el futuro de las plantas de producción.

 Pese a la crisis, o más bien como acicate, la industria química local ha podido mejorar en competitividad y aportar en estos años su buen quehacer a la economía española vía exportaciones. 

R.- Los países con mayor peso de la industria en el PIB  son los que menos han sufrido los efectos de la crisis. El haber trabajado duro durante los años pasados en reducir costes nos ha permitido afrontar la crisis con solvencia, orientando a la exportación las capacidades libres por la reducción del consumo en España. Esta situación cambiará cuando comiencen a producir las nuevas plantas muy competitivas en Estados Unidos y Oriente Medio, si hasta entonces el Gobierno no ha implementado las medidas que estamos reclamando para situarnos en el mismo nivel de competitividad que los otros clúster químicos de Europa.

 Y además los deberes ya hechos en cuanto a equilibrio y reconversiones, que otros sectores tuvieron que hacer más tarde o muy recientemente.

R.- Lo  que buscamos con ChemMed  es anticiparnos  y visualizar lo que vendrá para que no tengamos que actuar de manera reactiva. Otros sectores no lo pudieron hacer  y casi desaparecieron de nuestro mapa económico. Estamos en un proceso constante de conversión para asegurar el futuro, pero necesitamos urgentemente que el Gobierno nos sitúe en el mismo nivel de competitividad que otros clúster europeos en peajes eléctricos, en redes cerradas  y en infraestructuras ferroviarias.

 Llaman la atención las cifras que mueve el sector químico en Tarragona: 12.000 millones de facturación, 30.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos. Pero quizá el dato más relevante sea que en todos estos años, pese a los embates de la crisis, se ha revelado como un sector muy estable y fuertemente arraigado.

R.- En el sector hay un 96% de contratación indefinida, lo que refleja la estabilidad del mismo. Y no hay duda que esta industria está comprometida con Tarragona y con su gente. Llevamos medio siglo conviviendo en este territorio y esperamos poder mantenerlo en el futuro y, si es posible, seguir creciendo.


Entrevista a Jesús Loma-Ossorio, presidente de la AEQT y ChemMed

‘Llevamos medio siglo conviviendo en este territorio y esperamos poder mantenerlo en el futuro y, si es posible, seguir creciendo’


No obstante, existe un tópico muy extendido que reza que tarde o temprano algunas empresas localizadas aquí desaparecerán en beneficio de otras plantas ubicadas en el resto del mundo, por decisión de las multinacionales.

R.- Trabajamos para evitarlo, a nivel individual y a nivel colectivo. ChemMed Tarragona pretende ser una herramienta para atraer inversión, dando a conocer las ventajas del clúster químico de Tarragona fuera de nuestras fronteras y ponerlas a disposición de inversores. La AEQT es un espacio donde las empresas desarrollan sinergias que las hace más competitivas  en el mercado global, compartiendo infraestructuras y servicios.  No obstante debemos recordar que en el año 2014 ya hemos visto el cierre de una de las plantas de producción de Tarragona como consecuencia del coste eléctrico.

Usted preside la AEQT y el Clúster Químico del Mediterráneo (ChemMed), en el que, desde un punto de vista estratégico, hay puestas muchas esperanzas, gracias además al Puerto que es una infraestructura de primer nivel para el sector, y al potencial de tener la URV.

R.- La AEQT quiere ser el espacio cohesionador del sector, un frente común de esta industria para mantener la capitalidad de ésta en el sur de Europa, y ChemMed, por su lado, es la herramienta con la que éste pretende proyectarse al mundo y atraer nuevas inversiones y oportunidades. Además, el Clúster ha sido clave para reunir, una vez más, todos los agentes que rodean esta industria en el territorio. Es normal que haya expectativas, el reto es ilusionante.

¿Entonces ChemMed puede ser un gancho para futuras inversiones?

R.- Más que gancho, yo diría herramienta de divulgación. Es una marca que recoge todo el contenido creado alrededor de la química y el puerto en Tarragona para llevarlo al mundo y contar porqué es una buena opción invertir en nuestro territorio. Sin embargo, sin disponer de redes cerradas eléctricas que permitan que nuevas empresas puedan conectarse a la infraestructura existente en una fábrica, es muy difícil que puedan instalarse en nuestro territorio nuevas empresas. Lo harán en aquellos otros países que dispongan de este marco regulatorio de redes cerradas, establecido en una Directiva Europea para favorecer el desarrollo de la industria, pero  que no se ha implementado en España.

Y el Puerto un valor en alza…

R.- Por supuesto.  Tener de socio al Port de Tarragona es tener un aliado estratégico, referente a nivel estatal, a nivel global y a nivel mundial en nuestro sector. Juntos ofrecemos a futuros inversores un espacio idóneo para la inversión en la industria química. Dotándonos de una estructura logística de primer nivel.

¿Puede certificarnos que desde su sector se vislumbra ya una clara salida de la crisis?

R.- La cifra de negocio del sector a nivel español ha crecido más de un 3% en el 2014 y Feique prevé un crecimiento del 4% en el año que ahora empezamos. Sabemos que el futuro de la sociedad exigirá nuevos retos a esta industria y que estos serán nuestro trabajo de hoy y de mañana. Aún así, hay que trabajar más duro que nunca para salir del todo de esta situación.

Aunque sea de forma escueta, háblenos un poco de su empresa en España, de Bayer MaterialScience (BMS), en la que usted trabaja desde hace casi cuatro décadas.

R.- Así es,  Bayer MaterialScience es un proveedor líder mundial en el ámbito de los materiales poliméricos de alta tecnología.  Con una gran variedad de productos (más de 2000) ofrecemos soluciones con aplicación en muchos ámbitos de la vida diaria como en el hogar, en el trabajo, en los desplazamientos y en el tiempo libre.  Nuestro objetivo se basa en el desarrollo de productos y procesos que mejoran la vida de las personas, protegen el planeta e impulsan los negocios de la empresa. 

En España,  disponemos de dos centros productivos, uno en Barcelona que se dedica a la fabricación de resinas para todos los sectores industriales y otro en Tarragona.  La fábrica de Tarragona cuenta con una planta de MDI dedicada a la producción de isocianatos (componente del poliuretano) con una capacidad de 150.000 toneladas al año y, por otro, la Casa de Sistemas (System House Iberia), especializada en la fabricación y comercialización de sistemas de poliuretano.  Llevamos más de 40 años en el territorio esforzándonos por ser un buen vecino,  mantener a nuestras fábricas competitivas y seguras,  aportando valor con nuestros productos y soluciones innovadores,  apoyando a la comunidad a través de actividades de responsabilidad social y siendo sensibles a las necesidades del entorno. 

Este año, MaterialScience se convertirá en una empresa independiente,  proceso que personalmente estoy liderando en España y que afronto con ilusión y con la seguridad de que tenemos todos los requisitos para seguir siendo un referente en la industria química mundial.

Perfil Profesional

Jesús Loma-Ossorio (Valencia, 1951) es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Valencia y diplomado en Programa de Desarrollo Directivo por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE).

Inicia su anadaura profesional en Bayer, multinacional en la que trabaja desde 1975. En 1989 fue destinado al Departamento Corporativo de Planificación Estratégica en la sede central de Bayer en Leverkusen (Alemania). En 1997 fue nombrado director de la fábrica de la Zona Franca de Barcelona y, cinco años después, asumió la dirección de las instalaciones que la empresa tiene en Tarragona. Desde 2007 compaginó esta labor con la de coordinador técnico de las cinco plantas de Bayer en España.

En octubre de 2011 fue nombrado director general de Bayer MaterialScience (BMS) para la región Iberia (España y Portugal), compatibilizando este cargo con el de director del Área de Producción y Tecnología de Poliuretanos para el Centro y Sur de Europa.


Ver más noticias de Actualidad