Opinión
Premiar las vocaciones químicas

Premiar las vocaciones químicas

BQ.
14/12/2015

Es bien sabido que un premio refuerza un comportamiento o una actitud positiva, pero al mismo tiempo, si logramos identificar las vocaciones en el ámbito de la química de alguna forma, y las premiamos, estaremos también reforzando esas vocaciones, y conseguiremos que estudiantes motivados y con un buen interés hacia la química se incorporen a nuestras facultades.

La Facultad de Química de la Universitat Rovira i Virgili (URV), con el patrocinio de la Asociación Empresarial Química de Tarragona (AEQT), fue pionera a nivel del sistema universitario catalán en establecer un mecanismo para identificar potenciales vocaciones en el campo de la química y premiarlas, a través del Premio de Investigación en Química, dirigido a estudiantes de bachillerato, que hayan dedicado el trabajo de investigación que desarrollan durante los dos últimos cursos de la educación secundaria a algún aspecto de la química. Este curso 2015-2016 se ha celebrado la 17ª edición de estos premios, ya consolidados en nuestro territorio, con el envío de 23 trabajos desarrollados en diferentes centros de educación secundaria diseminados por la geografía de las comarcas meridionales de Cataluña. La calidad de los trabajos presentados es altísima y su temática muy variada, cubriendo prácticamente todos los ámbitos de la química, por lo que al jurado, formado por profesores de la Facultad de Química y representantes de la AEQT, no le resulta nada fácil establecer quienes son cada año los ganadores de estos premios.

Esta iniciativa, ha sido posteriormente replicada en otras universidades e instituciones, aunque de un modo más generalista, teniendo en cuenta ámbitos globales como las ciencias naturales y la técnica. Así encontramos los premios a trabajos de investigación de bachillerato de la Universidad de Girona, que ha llegado este año a la 16ª edición, la Universidad Politécnica de Cataluña, con su 14ª edición, al igual que la Universidad Ramon Llull, o la Universidad de Lleida y la Universidad Autónoma de Barcelona con sus 12 ediciones. También la Sociedad Catalana de Química se ha sumado a estas iniciativas, convocando también sus premios a trabajos de investigación de bachillerato, en este caso también centrados en la química, en la que este año ha cumplido su 9ª edición.

Y fomentar las vocaciones químicas con este tipo de iniciativas tiene sus frutos. En la Facultad de Química de Tarragona este año, por ejemplo, se ha incrementado el número de alumnos que han escogido los estudios del Grado de Química como primera opción en sus preferencias de matrícula, lo que ha conllevado poder establecer una nota de corte superior al 6 para el acceso a estos estudios, algo que no pasaba desde hacía muchos años. ¡Sigamos trabajando en esta línea para que en años futuros estas cifras se incrementen todavía más!

 

Ver otros artículos del autor


Ver más noticias de Opinión