Actualidad
Apps para la industria química

Apps para la industria química

J.A.D.
05/10/2015

En poco más de tres años, la reusense Technology in Live ha sabido encontrar un hueco en el mercado y afianzarse en un sector en el que nacen empresas continuamente y donde  la competencia es prácticamente global.

Se define como “una empresa de innovación tecnológica que se adapta a las necesidades específicas de cada cliente para desarrollar proyectos a medida”. Un denominador común en muchas otras compañías de su sector, que aquí se traduce, y esto sí hace a Technology in Live bien diferente, en el desarrollo de aplicaciones web y para los móviles en campos en los que el margen de crecimiento es exponencial.

Una de sus innovaciones ha sido School Alive, una plataforma de gestión de escuelas, pero muy especialmente  Tabalive, considerado el producto estrella de la firma. Se trata de un software para dispositivos móviles en las aulas, un sistema que gestiona la actividad docente en los centros educativos. Implantado ya en un centenar de colegios, permite un control absoluto de las tabletas de los estudiantes –bloqueando incluso el acceso  a determinadas páginas –,  instalar aplicaciones, compartir contenidos, entre otras posibilidades.

Mientras Tabalive se consolida, Technology in Live sigue con su proyectos a medida que ha desarrollado para clientes como Adidas, Mini o Solán de Cabras, por ejemplo. Y ahora ha decidido entrar en el diseño de apps industriales.  Àlex de Anta, director general de Technology in Live y cofundador de la empresa junto a Moisés Castells, explica que “empresas avanzadas ya han descubierto las enormes posibilidades que les ofrecen las apps industriales o corporativas, hechas a medida”. Y es que el mundo industrial, como era de esperar, no podía quedarse al margen y empieza a encontrar posibles soluciones a problemas antiguos y mejoras sustanciales en procesos existentes, gracias a las apps, que están yendo más allá de su enfoque inicial en el mundo del marketing y la publicidad para desarrollar todo su potencial.

Así, Technology in Live ha diseñado un catálogo para realizar apps industriales, con herramientas de seguridad, alertas, repor de incidencias, de horas, estado de stocks, motorización de indicadores y procesos, geolocalización de personas y vehículos, entre un largo etcétera.

“No es un campo nada fácil el de las apps; una app no es llevar la web en el móvil, se trata de un proceso complicado y no barato dado el desarrollo que necesita”, argumenta De Anta. Esta complejidad les ha encaminado a unirse en este proyecto con Alsys, otra empresa implantada igual que ellos en el clúster Tecnoparc de Reus,  con la que están desarrollando todas las posibilidades adecuadas para el desarrollo de apps para la industria química. Precisamente, el alto grado de complejidad que pueden abarcar estos sistemas orienta su línea de negocio hacia la gran empresa. Y es que, como explica De Anta, “el directivo de la gran empresa tiene que implementar continuamente proyectos de mejora, de cambio’, lo que hace que puedan aceptar mejor este tipo de innovaciones.

Gracias a la carga de inventiva e imaginación que requieren las líneas de producto de la compañía, han decidido formar a sus propios programadores, por la enorme dificultad añadida   en encontrar este perfil profesional y la tendencia de los especialistas a preferir trabajar en las grandes capitales, donde se concentra la demanda en este sector.

En la empresa trabajan 14 profesionales que han enfocado el negocio bajo unas premisas de innovación técnica, donde se hace indispensable la creatividad, pero también la búsqueda de complicidades en la gran industria. Un reto de grandes dimensiones, pero en el que Technology in Live parece que se ha embarcado con buen pie.

 

 


Ver más noticias de Actualidad