Opinión
Divulgar la Química para estimular talentos

BQ.
25/09/2015

La Química es un inmenso paisaje que nos brinda luces, colores y matices infinitos. De todo y más. Está aquí y allá, en todos sitios y para siempre. Comprender la Química es estudiar lo natural y lo artificial, lo que vemos y lo que no vemos, lo antiguo y lo nuevo. E igual de apasionante es lo uno y lo otro; su belleza se esconde en todos los recovecos.

El futuro de la Química se escribe en clave de presente. Aquí y ahora estamos cimentando la Química que viene. Acercarla a los jóvenes es avivar en ellos el interés, a veces latente, por comprender la Naturaleza. Transmitir esta llama de una generación a la siguiente es, pues, lo que los químicos no deberíamos abandonar jamás. Mantener la llama viva debe ser una tarea tan placentera como ineludible. ¿Hay algo más estimulante? Debemos potenciar el interés tanto por la Química como por la Ciencia en general, hacer emerger la pasión, descubrir el talento, despertar inquietudes. Y, sobre todo, hacer de ella un bien común entre toda la sociedad y más entre los jóvenes, los depositarios del futuro. Los químicos del mañana podrían estar esperando una señal.

Los profesionales de la Química, del mundo académico y empresarial, llevamos a cabo la transmisión de conocimiento a través de nuestro trabajo diario de forma, a veces, mecánica. Sin embargo, no debemos dejar que esta tarea quede confinada a nuestro ámbito profesional. Por ello, queremos seguir abiertos al mundo y convertirla más en una donación que desprenda magia y pasión, esa pasión por la Química que puede inundar a cualquiera tras presenciar una charla en su ciudad, en el instituto, en el centro cívico… Incluso en casa, cuando nos sorprenden unas palabras en el televisor o en la prensa, que suenan a magia… Y se produce un destello interior que ya es imparable. Ahí hay alguien que nos está transportando a algo increíble. Cuando esto sucede, la divulgación ha obrado un pequeño milagro. Se ha plantado una nueva semilla que podrá florecer para llevar la Química al futuro, haciéndola manar aún más vasta y, si cabe, más bella que como hoy la conocemos.

 


Ver más noticias de Opinión